DEL COMPROMISO DE CASPE

Los pasados 9 y 10 de junio en el V encuentro de las Entidades de la Antigua Corona de Aragón C.E.A.C.A. “Los tres Reinos”, nos juntamos en Caspe, para rememorar el Compromiso que hace 600 años se acordó en dicha población, manifestar nuestra voluntad de seguir manteniendo nuestras peculiaridades propias de autoctonía, diferenciabilidad e independencia, en las comunidades de Aragón, Mallorca-Baleares y Valencia que aquel entonces eran reinos independientes unos de otros con Fueros propios, Cortes y Parlamentos al igual que el condado de Barcelona con sus Usages y Costumbres.
En la Corona de Aragón, conformada por los reinos de Aragón, Mallorca y Valencia, condados como el de Barcelona, algunos ducados, señoríos; en fin, a montón de territorios; al morir sin descendencia el rey Martín el Humano, se quedaron sin rey, produciéndose “el Interregno”, que es el espacio de tiempo en que los reyes-estados o territorios dependientes de la Corona, no tenían soberano.
El Compromiso fue la determinación jurídica de a quién de los distintos aspirantes a la Corona le correspondía el derecho de herencia de los distintos reinos y territorios que la conformaban.
Situándonos de nuevo en la actualidad, nada más llegar a Caspe, nos incorporamos de lleno a la conferencia que sobre “La formación de Aragón a través de sus lenguas” estaba impartiendo el Presidente de Amícs de Tamarit.
A continuación se inauguró oficialmente el Encuentro por las autoridades y seguidamente, todos juntos, celebramos la comida de hermandad.
Por la tarde, después de la elaboración de conclusiones por los representantes de las entidades allí reunidas, y escuchar la disertación de Josué Ferrer sobre: presentación de webs, participamos de la mesa redonda de debate sobre “La antigua Corona de Aragón, lenguas e identidades”.
Dignas de reseñar fueron las decididas e innovadoras posturas, tanto por los ponentes aragoneses como de los baleares, de conseguir: en primer lugar, el reconocimiento oficial en sus respectivos estatutos, de sus lenguas: aragonesa y balear y, en segundo lugar, el de defender la incorporación a la escritura de sus respectivas lenguas, de las hablas autóctonas conservadas y enseñadas por sus padres y pueblos correspondientes, en contra de ese catalán inventado que pretenden imponerles tanto desde los poderes políticos y fácticos del pancatalanismo, como por algunos políticos de sus respectivas autonomías.
De los once ponentes, sin menospreciar a ninguno de ellos, quisiera resaltar: Primero, al investigador mallorquín Mikèl Garau, que nos contó como crearon la “Acadèmi de Sa Llengo Baléà” y cómo ha conseguido introducir en los congresos internacionales de Romanística, la incorporación de la lengua balear.En segundo lugar, al investigador Pep Guillén, que aconsejó a los presentes que no se fiaran de los políticos, comentándoles lo que pasó a los valencianos, que a pesar de las multitudinarias manifestaciones realizadas por el pueblo valenciano a lo largo de los tiempos, los políticos en general les han traicionado siempre, engañándoles con la creación de la Academia Valenciana de la Lengua, que pactó Zaplana con Pujol para institucionalizar el catalán bajo el nombre de valenciano.
Por último, a la catedrática y filóloga Teresa Puerto, que en maravillosa conferencia en power point, nos contó cómo en los congresos internacionales en los que participa, tiró por tierra los falsos argumentos del pancatalanismo respecto a la lengua valenciana. Aprovechando que estábamos en Caspe proyectó la reproducción de una parte del acta sobre el Compromiso, conservada en el obispado de Segorbe, en la que se constataba que estaba hecha en lengua valenciana y ¡cómo los de siempre! habían intentado pasar por alto o suprimir lo de lengua valenciana, como han venido haciendo a lo largo de los tiempos en multitud de documentos.
El sábado se remató presentando el I Corrector Ortográfico del Aragonés Oriental.
Al día siguiente domingo, después de la visita guiada a la Colegiata de Santa María del siglo XII donde se firmó el Compromiso y existe la reliquia de la Cruz de Jesucristo, vimos la ermita, el barrio medieval judío y finalmente escuchamos la conferencia que sobre el Compromiso nos dio el paleógrafo José M. Arcal. Este comentó lo transcrito en las actas y explicó que de momento no había visto en ningún libro que hablara sobre el tema algo tan importante como que en las actas se dice literalmente que fueron firmadas y escritas tanto por parte de los compromisarios catalanes como de los valencianos en lengua valenciana y por parte de los compromisarios aragoneses en aragonés. Esto demuestra que en aquel entonces las únicas lenguas oficiales reconocidas en la Corona de Aragón eran aquellas en las que se habían escrito y firmado las actas, o sea: el valenciano y el aragonés y por tanto, el catalán no tenía la importancia jurídica, política ni cultural que pretende hoy en día, pasados 600 años, el pancatalanismo.
Ha sido bonito apreciar en la semblanza de nuestras respectivas lenguas, las diferencias existentes y es que el espacio del tiempo, la distancia entre los lugares y la falta de intercomunicación, nos ha llevado a cada una de estas comunidades a mostrar nuestras diferencias, nuestras características; en fin, nuestra cultura y nuestra forma de representarla en nuestras respectivas lenguas, que siendo hermanas, son diferentes.
M. CARBONELL

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticias y etiquetada . Guarda el enlace permanente.